APRENDIZAJE TEMPRANO DE LA LECTURA


            ESTRATEGIAS PARA ESTIMULAR EL APRENDIZAJE
            TEMPRANO DE LA LECTURA
Leer es considerada una de las habilidades más importantes para el aprendizaje en la vida de todo ser humano, es una de las funciones más elevadas del cerebro y es garantía de éxito en los estudios y en la vida de cualquier persona, estimular esta actividad desde los primeros años de vida es de vital importancia.

Desde la etapa preescolar, los niños son estimulados a través de cuentos e imágenes; además existen métodos que proponen la enseñanza y aprendizaje de la lectura desde que el niño nace a través de la presentación de palabras del entorno cercano y lejano del menor. Esto tiene su fundamento en la gran capacidad que tienen los niños para absorber datos y memorizarlos, precisamente porque el 90% del desarrollo del cerebro ocurre entre los primeros 6 años, es una etapa en la cual se propone aprovechar las ansías, la curiosidad y la capacidad que tiene el niño para aprender. Si es así, nuestra tarea como padres y educadores es proveer al niño de todos los estímulos que sean adecuados y que le permita su óptimo desarrollo.

El aprendizaje de la lectura implica estimular al niño a través de estímulos u objetos concretos para pasar paulatinamente a la comprensión de la información escrita.

Estrategias para el aprendizaje de la lectura:

  • Empiece por presentarle objetos o estímulos y nómbrelos, empezará a almacenar datos a partir de su memoria visual y auditiva.
  • Enséñele los objetos o estímulos mediante imágenes y coloque en la parte inferior el nombre de cada objeto en color rojo. Un objeto por ilustración de un tamaño promedio en una cartulina tamaño A4, los nombres deben ser escritos en rojo por ser un color que llama más la atención de los niños.
  • Empiece creándole el interés por la lectura, léale cuentos, muéstrele las figuras y lo que dice el texto de acuerdo a las imágenes.
  • Déle cuentos ilustrados con poco texto para que describa las imágenes y cuente historias a partir de ellas. Felicítelo si disimula estar leyendo.
  • Trate en todo momento de inculcarle lo importante e interesante que es saber leer. De esta manera lo motivará y despertará los deseos y ansias por aprender a leer.
No debemos olvidar que leer implica dos aspectos: La decodificación de los signos o grafías de la palabra o texto y la comprensión del mismo. Es decir, es tan importante que el niño sea capaz de decodificar correctamente las palabras y más aún comprender lo que ellas dicen.

Por otro lado, existe controversia acerca de cuando enseñar al niño a leer, algunos piensan que se debe esperar a que se empiece la etapa escolar, esto es a los 5 o 6 años, pues se considera que debe estar lo suficientemente maduro, por el contrario otros especialistas señalan que el niño debe aprender a leer antes de ingresar a la escuela pues tiene mayor capacidad y mayor disposición, su aprendizaje antes de los 5 años es más rápido y eficaz de la misma forma que es enseñarle un segundo idioma.

Los bits de lectura

El método Doman propone la enseñanza de la lectura a través de los bits, los cuales son imágenes de palabras con letras grandes, claras y de imprenta, de color rojo que progresivamente cambia a un tamaño normal de color negro; son grandes al principio porque la vía visual inmadura no puede distinguir la letra pequeña, el tamaño es reducido a medida que esta vía visual madura. Este método apela a la gran capacidad que se tiene para aprender y almacenar datos especialmente en edades tempranas. El sistema educativo se dedica a enseñar al niño a leer a partir de los cinco años, a esa edad, la plasticidad del cerebro está decreciendo. Lo novedoso de esta metodología no solo es la edad de aplicación sino que a diferencia de la enseñanza habitual en la cual se inicia con el aprendizaje de vocales o sílabas, se empieza por palabras, pares de palabras para luego continuar con frases, oraciones, cuentos y textos, es decir de la misma forma como aprendemos a hablar.

Los bits de lectura se presentan al niño a diario, escogiendo los momentos en los cuales se encuentra más dispuesto y receptivo.

Recomendaciones

Pese a las diferencias que existen en el ámbito educativo acerca de cómo enseñar al niño a leer, si es tradicionalmente empezando por las vocales y sílabas o iniciando con palabras aplicando otros métodos, los padres son los que decidirán qué estrategias o métodos utilizar, los mismos que deberán ser aplicados primero en casa y en los primeros años de vida a manera de estimulación, dando énfasis en crear un ambiente grato y divertido para el niño, de esta manera se favorece el aprendizaje de cualquier materia. Lo favorable de estimular el hábito de la lectura en edades tempranas es que el niño no está bajo la presión de aprender y cumplir con los objetivos académicos de la escuela, lo que se busca en esta etapa es que aprenda de manera natural, sin ser forzado, partiendo de los intereses del niño para que sus aprendizajes sean verdaderamente significativos.


Hazte Fan Siguenos Compartir Hazte Fan Siguenos