JUEGOS DE CONSTRUCCIÓN


           Niños de 1 á 3 años
           JUEGOS DE CONSTRUCCIÓN

El juego es vital para el aprendizaje del niño. Lo estimula, le agrada, lo lleva a descubrir el mundo desde sus sencillas actividades. Según la edad, el niño necesita (y se interesa) por diversos juegos.
Aproximadamente a los 2 años, algunos niños pueden sentirse atraídos por apilar bloques, o armar pequeñas torres, esto representa un gran logro para el pequeño, pero es ya a los 3 años donde el pensamiento del niño (así como sus habilidades, destrezas y sobre todo su capacidad de atención) le permitirán

crear un sinfín de personajes, acompañándolos durante periodos más largos de tiempo. A lo largo de la historia, podemos observar diversos tipos de juegos que existen en el mercado. Van desde piezas rectangulares con orificios que permiten encajar entre sí, y al hacer diferentes tipos de combinaciones, crear todo lo que el niño desee, desde animales hasta edificios.

En los juegos de construcción y desde antes de los 3 años, este pasa por diferentes etapas:

Etapa de observación y manipulación: donde descubre las piezas y se familiariza con ellas. Con ayuda de un adulto, el niño podrá observar cómo es que se encajan las piezas, intentarlo hacerlo, sin éxito al comienzo.
Etapa de experimentación: donde el niño empieza encajando piezas y armando torres de hasta 12 pisos (o hasta que éstas caigan), fascinándose por sus primeros logros, y divirtiéndose al armar, desarmar o ver caer las piezas. Su coordinación
Etapas de pre-construcción e imitación: el niño logrará hacer construcciones raras, aún imprecisas, dándole nombres de animales o edificios, sin que se asemeje al objeto real. Aprenderá mucho a través de la imitación práctica de un adulto.
Etapa de construcción: donde se perfeccionará la coordinación motora fina, pues realizará sus construcciones con bastante destreza y bastante parecidos a objetos de su entorno, sus creaciones irán aumentando en nivel y grado de dificultad, favoreciendo el desarrollo de su inteligencia.

¿Qué beneficios producen los juegos de construcción?
El niño adquiere nociones espacio temporales: arriba abajo, delante detrás, posteriormente aprenderán también derecha e izquierda (aproximadamente alrededor de los 3 años]).

A través de este juego, los niños va adquiriendo sus primeros conceptos como tamaños, formas, colores, además de perfeccionar el equilibrio en objetos fuera de su propio cuerpo.

Logran y controlan la fuerza y presión necesaria para armar y desarmar.

Desarrolla la creatividad e imaginación.

Recuerda, estos juegos necesitan tu compañía como adulto o guía. Todo el estímulo (felicitaciones, muestras de afecto), contribuirá enormemente para su seguridad, confianza y sobre todo, autoestima.

Compartir
Hazte Fan Siguenos
Lic. Esp. Diana Buchelli Rodríguez
Asesora Pedagógica