LA SALA DE PSICOMOTRICIDAD Y SUS BENEFICIOS


            LA SALA DE PSICOMOTRICIDAD Y SUS BENEFICIOS EN LA
            EDUCACIÓN PREESCOLAR
La sala de psicomotricidad conforma un lugar especial para el niño, un lugar para el movimiento, para el placer.

En la clase de psicomotricidad el niño vive el placer del juego en todas sus expresiones, tiene la posibilidad de: balancearse, revolcarse por el suelo, deslizarse sobre los planos inclinados, lanzarse sobre el material de cojines; tiene la posibilidad de correr, gritar, saltar; pero el también puede construir con los cojines, las cuerdas, las planchas de madera, para a continuación destruirlo todo.

Puede disfrazarse, maquillarse, atacar, jugar y descansar, esperar, observar y descubrir.

Por lo tanto el niño va con alegría a la clase de psicomotricidad, tiene el deseo de volver, espera ansioso la sesión.

El niño a partir del juego se proyecta en el, pone imágenes a sus acciones y a sus creaciones.

Es un juego libre, permisivo, en una actitud espontánea que se desarrolla y organiza progresivamente a partir de los objetivos puestos a disposición de los niños. Es un juego sin argumento impuesto, de forma que permite el libre uso de la imaginación. Se trata de dejar desarrollar en el grupo el juego libre, espontáneo, sin consignas precisas y sobre todo sin enjuiciamiento.

Para proporcionar al niño estos beneficios se necesita poner en marcha dos estrategias o dispositivos:

El espacial y el temporal.

Esta vez hablaremos del espacial. Queda configurado por la distribución de la sala de psicomotricidad en distintos espacios con diferentes materiales que ayudan al niño a realizar su propio itinerario madurativo. Estos materiales son favorecedores de los diferentes aspectos de la expresividad motriz, en función de las distintas etapas evolutivas. Así la sala se divide en dos espacios:
  
   
PROPÓSITOS DE LA EDUCACIÓN PSICOMOTRIZ EN LA EDUCACIÓN PREESCOLAR
Los propósitos de la educación psicomotriz en la educación preescolar (Costa & Mir) deberán de atender: a la relación de su propio cuerpo, a la relación con los objetos, en relación a la socialización, en relación al espacio-tiempo y en relación al tiempo.
  1. En relación al propio cuerpo
    • Tomar conciencia del propio cuerpo a nivel global.
    • Descubrir las acciones que puede realizar con su cuerpo de forma autónoma.
    • Tomar conciencia de la actividad postural: activa y pasiva.
    • Tomar conciencia de la tensión y distensión muscular.
    • Reconocer los diferentes modos de desplazamiento.
    • Descubrir el equilibrio.
    • Favorecer la percepción del movimiento y de la inmovilidad.
    • Tomar conciencia del propio cuerpo con el espacio en que se encuentra.
    • Descubrir a través de todos los sentidos las características y cualidades de los objetos.
    • Vivenciar las sensaciones propioceptivas, interoceptivas y exteroceptivas.
    • Conocimiento, control y dominio de las diferentes partes de cuerpo, en si mismo, en el otro y en imagen grafica.
    • Descubrir las acciones que pueden realizar con las diferentes partes del cuerpo.
    • Aplicar el movimiento motor fino por medio de la expresión plástica como plasmación de la vivencia corporal.
  2. En relación a los objetos
    • Descubrir el mundo de los objetos.
    • Conocer el objeto: observación, manipulación, etc.
    • Descubrir las posibilidades de los objetos: construcción.
    • Mejorar la habilidad manipulativa y precisa en relación con el objeto.
    • Desarrollar la imaginación por medio de los objetos.
    • Descubrir la orientación espacial. El niño como punto de referencia del mundo de los objetos.
  3. En relación a la socialización:
    • Aplicar la comunicación corporal y verbal: Relación niño – niño y relación niño-adulto.
    • Relacionarse con los compañeros: responsabilidad, juego, trabajo, cooperativismo, etc.
    • Descubrir la dramatización como medio de comunicación social: frases, sentimientos, escenas, interpretación de diferentes roles, etc.
  4. En relación al espacio-tiempo:
    • Descubrir el suelo como un punto de apoyo.
    • Captación del plano horizontal, vertical e inclinado.
    • Captación de medida natural y espacio limitado.
    • Descubrir las nociones de: dirección, situación, sucesión, distancia, duración y límite.
  5. En relación al tiempo:
    • Descubrir la secuencia temporal: pasado, presente y futuro reciente.
    • Descubrir el ritmo espontáneo.
    • Adaptación del movimiento a un ritmo dado.
    • Distinguir esquemas rítmicos.
No debemos de olvidar que en el periodo preescolar se sientan las bases para los aprendizajes posteriores y aquí la psiconotricidad puede promover un trabajo estimulación global. Propicia un tipo de relación menos autoritaria y competitiva, la búsqueda de creatividad, colaboración y entendimiento que supone un cambio importante con respecto a la pedagogía tradicional, ya que gira en torno a los intereses del niño y no del adulto.

Se busca el desarrollo y la maduración, no solo impartir conocimientos, se pretende la autonomía no la dependencia, se propicia una disciplina de confianza y libertad, no autoritaria, se postula una pedagogía personalizada, no colectiva y uniforme, y finalmente, se potencia la creación de actitudes esenciales activas y no pasivas. Se trata por tanto, de una escuela mas abierta, mas tolerante y menos sujeta a criterios exclusivamente intelectuales, en donde el niño no sea solo un alumno, sino una personalidad en desarrollo cuyo equilibrio psicológico y su adaptación interese tanto como su preparación intelectual.

Hazte Fan Siguenos Compartir Hazte Fan Siguenos
Teresa Bahamonde
Psicóloga clínica - Terapeuta de niños
Mami & Yo